beta
+1 (888) 821-7563

Una buena acción.Hace algún tiempo, después de haber salido del club Del Lago, me dirigí al Wal-Mart que se encuentra por Av. Lázaro Cárdenas y Av. Eugenio Garza Sada, para comprar alguna fruta y refrescos. Una vez realizadas las compras me dirigí a mi coche. En la canastita del carrito de compras, había puesto mi cartera y mi celular y en un tremendo descuido sólo subí a mi carro las compras olvidando mi cartera y celular en la canastita del carrito. Así llegué a casa y cuando bajaba del coche me di cuenta de mi olvido. Regresé al estacionamiento de la tienda rápidamente, mi casa no está lejos de este supermercado. De cualquier manera me tardé sólo unos minutos en llegar. Pregunté a las personas que andaban por ahí y al personal que nos ayuda a estacionar el auto. Todo fue inútil. Regresé a la casa lamentándome de mi error. Intenté llamar al celular sin ningún resultado. Una hora después recibí una llamada de la ciudad de México, era un compañero de trabajo que me dijo que una persona le había llamado diciendo que había encontrado una cartera y un celular y que lo quería regresar a su dueño. Esa persona realizó una llamada al último número que yo había marcado y cómo mi compañero sabía que el celular me pertenecía, inmediatamente me llamó para que yo a la vez, hiciera una llamada a mi celular y me pudiera poner de acuerdo con la persona que a él le llamo, para la devolución del celular y la cartera. Lo intenté varias veces hasta que a la quinta vez me contestó la persona que había encontrado mis pertenencias. Esa persona era una maestra y me dio la dirección donde ella se encontraba en ese momento. La fui a buscar y me devolvió ambas cosas intactas. Por cierto yo le ofrecí el efectivo que portaba en la cartera y ella se negó a recibirlo. Le agradecí mucho su honestidad y me despedí muy contento ya no tanto por haber encontrado mis cosas, sino por haber encontrado que en este mundo todavía hay gente buena.