beta
+1 (888) 821-7563

Hace tiempo, antes de salir de vacaciones de fin de año, tuvimos una posada y entre los compañeros había uno que tomaba más de la cuenta. Nos habían pagado quincena, aguinaldo y vales de despensa, entonces al compañero que le gustaba mucho tomar le quitamos los vales de despensa para que no los perdiera. Cuando regresamos a trabajar el compañero estaba muy triste porque había perdido los vales y había gastado todo su dinero en la borrachera. El no se acordaba que le habíamos quitado los vales en la posada y cuando se los regresamos le dio mucho gusto. Esa anécdota lo motivó a dejar de tomar y varios años después todavía se acuerda de eso. No se si fue un acto heroico o compañerismo solamente.